Un enfoque global nos ha premiado con la satisfacción de haber trabajado en 27 países del mundo.

Hemos desarrollado más de un centenar de proyectos principalmente en América del Sur, Centroamérica y África.

Más de 100 proyectos internacionales ejecutados

Latinoconsult cuenta con una larga trayectoria de trabajos realizados en el exterior. Desde sus primeros años, además de intervenir en importantes proyectos de infraestructura en nuestro país, decidió incursionar en el mercado de la consultoría en América Latina.
Exportar ingeniería desde Argentina, en esa época, fue una idea precursora. Nuestro país disponía de un amplio número de profesionales con muy buen nivel académico; y además, tenía la ventaja comparativa de poder ampliar su radio de acción incorporando a sus actividades tradicionales todo lo vinculado al desarrollo agropecuario, sector reconocido internacionalmente por la calidad de su producción y que le confería al accionar de Latinoconsult una marca país.
Facilitada la tarea por emprender, debido a la avidez de nuestros profesionales en conocer países de nuestra América Latina, no fue difícil armar equipos con capacidad y experiencia que acometieran los proyectos que financiaban los propios países, el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo. Por otra parte, dada la identidad que confiere un idioma compartido, nuestras propuestas resultaban perfectamente entendibles y preferibles para todos nuestros clientes, frente a las firmas estadounidenses y europeas. República Dominicana, Nicaragua, Panamá, por citar sólo a algunos países, mostraron su interés por nuestros servicios, los cuales aportaron valiosos conocimientos para su desarrollo.
Posteriormente y siempre con la idea de expandir nuestros horizontes decidimos explorar el mercado africano. Comenzamos en Marruecos, Costa de Marfil y Nigeria, países que nos contrataron con fondos propios. Poco tiempo después, llegamos al Zaire (hoy, República Democrática del Congo) de la mano de un concurso internacional financiado por el Banco Mundial para el desarrollo de la ganadería, al cual se agregaron, posteriormente, trabajos financiados por el Banco Africano de Desarrollo. Se hizo necesario encontrar profesionales que hablaran francés e inglés, profundizar sus conocimientos idiomáticos, para que el lenguaje no constituyera una barrera para nuestras posibilidades.
El éxito de nuestras misiones nos llevó a permanecer durante un período de casi 20 años en ese gran programa, que fue financiado por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, y por el Banco Africano de Desarrollo.
Los resultados obtenidos en aquellos años nos permitieron desarrollar el hábito de competir internacionalmente, lo que hemos seguido haciendo ininterrumpidamente, manteniendo en el presente una importante actividad de consultoría en el exterior.